El verso se torna Jota

New product

Último disco del compositor Antonio Arilla Beguería con arreglos de Juanjo Almarza y voz de Susana Gil y Efrén Romero.

Más detalles

2 Artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

12,00 €

Más

Lo mejor es que podáis leer la reseña de la obra de las palabras proporcionadas por el autor y que a continuación os dejo.

Al igual que el flamenco la jota es de inciertos y oscuros orígenes, una amalgama de infinitas influencias pueden ser su origen. Quizás lo mas lógico sea pensar que su procedencia sea árabe, pues son muchos los autores que así lo afirman, ya que la jota es una parte importantísima de música popular española en la que sin duda tiene una gran influencia la música andalusí. No podemos olvidar que la jota tiene relación y parentesco con el bolero, la contradanza, la seguidilla y la habanera.

La jota además de ser esencial en la música popular española, adquiere su propia personalidad de la idiosincrasia de cada comunidad autónoma, de cada grupo étnico o social, así la jota aragonesa adquiere el carácter recio, comunicativo y peculiar del aragonés y lo aragonés, tanto en los valles, llanos o montañas que conforman esta comunidad y que definen diferentes estilos de bailar y cantar la jota.

Desde los albores de la jota aragonesa cantada que podemos fijar en el siglo XVIII con la aparición del primer cantador del que se tienen fehacientes noticias, Vicente Virueta, de Epila conocido con el nombre artístico de Tío Chindribú, la jota se ha cantado con alusiones al amor y al desamor, a la Virgen del Pilar convirtiendo en ocasiones la jota en autentica plegaria, a los pueblos, al campo y sus faenas, expresando los sentimientos mas nobles y sinceros de todo un pueblo. Su bravura, la elegancia de sus formas, la difícil ejecución de sus pasos que hacen de la jota uno de los mas bellos bailes y la peculiar forma de cantar, han hecho que la jota aragonesa evolucionara, y que desde finales del siglo XIX, fuera llevada a los escenarios como espectáculo. La jota fue incluida en zarzuelas y películas, fue coreografiada para grandes festivales, organizándose concursos y certámenes.

Importantes compositores y músicos clásicos han incluido la jota en sus obras.